Festival de cine documental. Del 10 al 17 de septiembre de 2016


Rosa Olea

Rosa Olea


1960. Granada.

Son ya casi 30 años los que han pasado desde que comencé como ilustradora profesional. Durante bastante tiempo realicé casi exclusivamente libros infantiles, tanto de texto como de narrativa, colaborando con algunas de las editoriales más importantes del momento.

Cuando en el 2000 me traslado a Cádiz, doy un giro a mi profesión: me formo como diseñadora gráfica y complemento mi actividad como ilustradora impartiendo cursos y talleres de Fomento de la Lectura y técnicas creativas tanto para niños como para mayores; esta actividad me produce una gran satisfacción y la sigo ejerciendo con colaboraciones para la Casa de Iberoamérica y en los programas de Fomento de la Lectura de la Diputación de Cádiz.

Desde hace un par de años vengo realizando numerosas exposiciones, lo que me permite dar a conocer mi profesión y hacer reconocible tanto mi estilo como mi obra: hace unos meses colaboré en la organización de la exposición colectiva “Cádiz Ilustrado: 300 años del traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz” que tuvo lugar en la Casa de Iberoamérica y en la que participaron 40 ilustradores tanto de Sevilla como de Cádiz, y he desarrollado un proyecto expositivo para la fachada del Mercado Central de Cádiz que, con el título ¿A cuánto el género? intenta captar la atención sobre el gran número de mujeres que trabajan allí.

Narrar con imágenes es el concepto de ilustración con el que me mejor me identifico, algo normal ya que soy una apasionada lectora y una amante de la palabra. Me gustan las imágenes que tienen varias lecturas, aquellas en las que los significados se superponen como si se tratase de capas que hay que desentrañar, saborear y disfrutar.

Es este momento uno de los más felices de mi carrera profesional; son los buenos resultados, tanto de público como en mi apreciación personal, los que me animan a seguir investigando y creando, sin descanso.

Cartel 48 edicion Alcances

EL CARTEL DE ALCANCES

La idea del documental como incursión hacia un centro, unida a la figura de la ciudad que se prolonga bajo el agua son los dos ejes sobre los que he confeccionado el cartel para esta 48ª edición de Alcances.

He querido representar nuestra ciudad como algo vivo, necesariamente marino, un pez (en femenino) del que únicamente su aleta, que contiene una imagen que la sugiere, se muestra en el exterior. De esta manera reflejo todos los estratos sobre los que se asienta esta magnífica ciudad: las escamas representan piedras ostioneras, las mismas con las que se construyeron en su momento gran parte de los edificios: es Cádiz una ciudad en donde el mar se proyecta en las fachadas anulando cualquier posible ruptura entre la tierra/aire y el mar.

Cuentan que sacar la piedra del mar estuvo a punto de hacer peligrar la estabilidad de la ciudad: en ese vacío que se produce en la extracción he situado el Centro que es hacia donde el género documental se dirige y que en el cartel coincide con el título.

También pensé en las mareas que dos veces al día transforman el aspecto de la ciudad y en los restos arqueológicos que aún permanecen: de ahí la ciudad sumergida que se aprecia en la parte inferior y entre la que nadan bancos de peces cinéfilos (podría ser ésta una nueva especie de pez).

En cuanto a la técnica, he mezclado la acuarela con el vector, tradición con modernidad, que es una combinación que encuentro muy interesante.